Mi experiencia con el porteo y los portabebés BOBA

Mi experiencia con el porteo y los portabebés BOBA

Hoy quiero hablaros de mi experiencia con el porteo y en concreto con los portabebés que he usado, que han sido los de la marca Boba.

Creo que una del las pocas cosas que tenía claras que iba a hacer antes de ser mami, era el tema de portear.

Aunque os confieso que al final es una de las que menos he hecho, por error de madre primeriza.

Mi idea desde el principio era portear con fular portabebés.

Pero en un inicio, no vimos necesario comprarlo, ya que íbamos a todos lados con el carrito.

Entre los 3 y 4 meses, la cosa cambió. Por la calle seguíamos con carrito por el tema comodidad, para llevar pañales y demás, pero por casa…ya empezábamos a necesitar una ayuda extra, por que lo que hasta entonces había sido un bebé que apenas se movía de el cuco, empezó a intentar salirse de él y dar vueltas, así que mientras ella estaba despierta, hacer cosas a la vez, era imposible.

Y si a eso le sumamos, que el tema de la hamaquita no le iba mucho, pues ya teníamos el completo.

Aquí viene donde yo creo que nos equivocamos.

Alexia nació en Mayo, con lo cual pasados unos meses, ya nos metíamos de lleno en pleno verano.

Sobre los 3 meses, yo vi la necesidad de poderla llevar encima para poder hacer algo, así que me decidí a comprar un fular ergonómico.

Los fulares ergonómicos, son los que respetan la postura natural del bebe y evitan que las piernas les queden colgando.

Como ya sabia que venia el calor, elegí el Fular portabebés Boba Wrap Bamboo.

Fular Portabebés Boba Wrap Bamboo

Es un fular elástico, que esta hecho con fibras de bambú, algo que hace que sea más fresquito para verano, por que absorbe la humedad.

Para mi, fue muy fácil de poner. Había oído gente que decía que los fulares era complicados de colocar, algo que a mi no me pareció en ningún momento.

Fular Portabebés Boba Wrap Bamboo
Via: Boba

 

El problema, que al poco de tenerlo, empezó a hacer mucho calor y si os soy sincera, aunque había cogido específicamente el fular compuesto de bambú para poderlo usar en verano, me daba bastante miedo que la peque se sobrecalentara al llevarla mucho rato, así que hacía lo justo y me lo quitaba.

Y para salir a la calle ya ni hablamos, creo que no la llevamos más de dos o tres veces, en trayectos cortos.

Lo cogimos tarde y además, nos pillo mala época para portear con fular, pero pasado el verano ya podríamos empezar a disfrutar de el, o eso creía yo…

Y es que el problema, era que Alexia, no paraba de moverse cuando la ponía en el. Llegamos al punto que se conseguía quitar el fular hasta la cintura de tanto meneo.

Pensé que podía ser que no estaba bien ajustado, pero no, es que la señora era un culo de mal asiento y ni aprentádolo al máximo, conseguía llevarla cómoda.

Así que durante unos meses, dejamos el porteo de lado y solo lo usábamos en ocasiones puntuales.

Pero la niña creció y el simple hecho de ir a comprar, era un dolor de cabeza, por que no se estaba quieta ni dentro del carro de la compra.

Así que, después de darle muchas vueltas, decidí darle una nueva oportunidad al porteo cuando hizo los 13 meses.

Pero esta vez con algo de asesoramiento, ya que la primera vez, compre lo que creí conveniente, pero sin ningún tipo de asesoramiento, ni experiencia en porteo.

Me cogí a la peque y nos fuimos a Kangura Portabebes. El fular también lo compre en Kangura, pero por la Tienda Online y sin preguntar nada al respecto.

Como ellos son asesores en porteo, quien mejor para guiarme sobre que tipo de mochila iba a ser mejor para llevar a la peque.

Una vez ahí, según el peso y altura, me aconsejaron y me dejaron probar una de las mochilas que vieron más adecuadas para nosotras, para saber si me sentía bien con ella y era cómoda, y la verdad que vaya diferencia, nada más ponermela.

Escogimos la mochila portabebés boba 4G, super sencilla de colocar y de ajustar, la peque encantadísima, y lo mejor de todo, el hecho de poderla llevar a la espalda. Cuando los niños ya tienen cierto peso, es fundamental.

Mochila Portabebés Boba 4G

Llevamos varios meses con ella y la utilizo casi a diario para ir a pasear a las perras o si alguna vez nos vamos de excursion, y ella va tan comoda, que la mayoria de veces, se queda profundamente dormida.

En conclusion me han gustado los dos tipos de portabebé, el fular para los primeros meses es genial, sobretodo, desde recién nacidos.

A partir de los 6 meses o cuando empiezan a tener bastante movilidad, es mucho mejor la mochila, desde mi propia experiencia, por que el fular al ser elástico, siempre cede un poquito.

Estamos a punto de cumplir los dos años, y espero si mi espalda me lo permite, poder seguir porteando el máximo tiempo posible.

¿Que experiencia habéis tenido vosotros con los portabebés?

Deja un comentario

Cerrar menú